El pasado día 23 de septiembre de 2020, el TGUE ha dictado Sentencia en los asuntos acumulados T‑515/13 RENV (España v Comisión) y T‑719/13 RENV (Lico leasing v Comisión) confirmando la Decisión de la Comisión (200/UE de la Comisión, de 17 de julio de 2013) que declaró como “ayuda de Estado”, incompatible con el mercado interior, el ya derogado régimen de “tax lease” aprobado mediante la Ley 16/2012 por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica .

Aunque la Sentencia todavía puede ser recurrida en casación ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ésta decisión podría dar lugar a la reactivación de los procedimientos de recuperación que estaban en curso.  Los procedimientos de recuperación no afectan a las empresas navieras dado que la Comisión entendió que éstas no eran beneficiarias de las ayudas, sino a los inversores.

El TGUE acepta el argumento central de la Comisión y entiende que del artículo 115 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades y del artículo 49 del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades resulta que el sistema en cuestión se fundamenta en la obtención de una autorización previa, más que en una mera notificación, basada en criterios vagos que requieren una interpretación de la Administración tributaria, que por tanto permitía dar a los beneficiarios un trato más favorable que el deparado a otros sujetos pasivos que se encontraban en una situación fáctica y jurídica comparable.

Esta Sentencia no afecta al sistema de “tax lease” que se encuentra vigente en la actualidad.